Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

miércoles, 30 de mayo de 2007

Resaca y sorpresas postelectorales en Almeria

Ayuntamiento de Almería

Desde hace ya unos años nos vamos acostumbrando a las reacciones sorprendentes de los políticos españoles en general y de los almerienses en particular. Esta nueva "especie" de personajes, que agarrados al sillón del poder, no tienen escrupulos alguno para plantear pactos "contra natura" si son necesarios para conseguir "dominar" las instituciones almerienses, y además afirman que sólo buscan lo mejor para los ciudadanos de Almería.

Lean el análisis que hace mi buen amigo Angel Iturbide en Ideal, titulado Adiós dignidad, adiós.

"Son ya unas cuantas las elecciones vividas y, parece mentira, la capacidad de sorpresa se mantiene intacta, nunca se agota. El problema no es de ingenuidad, sino de la inusitada capacidad de provocar reacciones de sorpresa de nuestros políticos.

En esta línea alguien se podría mostrar sorprendido con un posible pacto para el gobierno de la capital a tres bandas: Partido Socialista, Izquierda Unida y Grupo Independiente de Almería con Juan Megino dejándose querer por unos y por otros. Sobre el papel sorprende, desde luego. Pero resulta que en esto de la sorpresa también hay diferentes categorías. Si lo anterior les ha sorprendido ¿qué sentirían si les dicen que ayer por la tarde terceras personas en nombre del Partido Popular hacían llegar a José Añez un posible pacto ofreciéndole la presidencia de la Diputación Provincial de Almería? Pues así fue.

El Partido Popular no quiere por nada del mundo perder cuota de poder y para ello está dispuesto a pactar con Juan Megino la alcaldía de Almería y con el Partido de Almería de Juan Enciso la Diputación. El pacto con Juan Megino es normal teniendo en cuenta que ya han gobernado juntos durante los últimos cuatro años. Pero lo de la presidencia de Diputación para José Añez es sencillamente delirante. De golpe han olvidado los circos que montaban en el salón de plenos de la institución Enrique Arance, Manuel Alías, José Trujillo, Francisco Amizián con insultos, descalificaciones, malos modos y otros excesos. En este caso no hace falta ni acudir a la hemeroteca pues está todo muy reciente. El Partido Popular dejó de acudir a la Diputación porque estaba gobernada por tránsfugas y ahora echan la alfombra roja para que entre por ella José Añez, todo para que Javier Arenas no la pierda. Más vale que Añez no ha perdido la dignidad personal y política y ya ha dicho que no. Más vale."

La cosa anda más o menos así. Megino, además de estar dolido por la paliza que le han dado, tiene que ver la forma de remontar. Vincular su pacto a la aprobación del PGOU, la ejecución del soterramiento y alguna cosa más, podría suavizar las críticas que sufrirá si llega a pactar con el PSOE.

IU, por muy contundente que se nos ponga Cervantes sobre su incompatibilidad con el doctor, no tendrá más remedio que apechugar con lo que digan las altas esferas de su partido, cuyo principal objetivo en estos momentos es quitarles los bastones de alcalde al mayor número posible de alcaldables del PP.

Pero muchos pensamos que la incógnita es Nono Amate, que como caballero dice que no le haría eso a un amigo suyo (como parece ser Luis Rogelio Rodríguez) pero no está el horno para bollos y tanto si le gusta como si no, no tendrá más remedio que tragar con lo que diga Sevilla. También tiene la opción de marcharse a su casa para no verse involucrado en una jugada de este tipo. Que nunca es tarde ni demasiado pronto para hacer esas cosas, que además harían subir su credibilidad como persona íntegra políticamente hablando.

Paco Gil

0 comentarios: