Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

jueves, 28 de junio de 2007

Maria

Vista panorámica de María (Almería)María es una localidad de la provincia de Almería, Andalucía, España. En el año 2005 contaba con 1.565 habitantes. Su extensión superficial es de 225 km² y tiene una densidad de 7,0 hab/km². Sus coordenadas geográficas son 37º 42' N, 2º 09' O. Se encuentra situada a una altitud de 1194 metros y a 185 kilómetros de la capital, Almería.

Las primeras manifestaciones humanas que se desarrollan en los límites llamémosles así geográficos que engloba el territorio municipal de María, éstas se vinieron desarrollando desde etapas muy tempranas. Fue una ocupación numerosa y dispersa que ocupó las ricas extensiones del Norte.

En una franja que va desde Venta Micena (término municipal de Orce-Granada), hasta las llanuras de Topares (Vélez Blanco-Almería), se emplazan aleatoriamente núcleos de ocupación que, basándose en la actividad sedentaria propia del Neolítico, comienzan a gestar los primeros asentamientos estables de la zona, y crean lo que habría de ser siglos más tarde el pilar principal de la actividad económica y vital de la zona, la agricultura y la ganadería.

Con la llegada de la cultura romana, el sector agrícola se verá potenciado, ya que, a pesar de las condiciones poco favorables por motivos geográficos y meteorológicos, las grandes propiedades y el uso de una mano de obra barata consiguen que la superficie a cultivar se vaya extendiendo.

Casi sin querer, todas las pequeñas o grandes tradiciones de las que goza actualmente la comarca, y por ende el término municipal de María, son fiel reflejo de la imbricación y solapación de costumbres entre dos culturas tan distintas y distantes como la musulmana y castellana. El binomio nazarita-castellano, regadío-secano, minifundio-latifundio, etc., no son más que una misma representación que se verá trasladada con el paso de los años a las múltiples facetas del modo de vida de esta zona.

Buena parte del nacimiento, ampliación y esplendor del pueblo de María (nacido como pequeña alquería árabe) se lo debemos a la ocupación de los pueblos seguidores del Islam; así como la extensión del casco urbano, resurgimiento de una agricultura regada por las múltiples minas de agua abiertas en la cara norte de la Sierra de María, y explotación de los recursos básicos para su reconversión en pequeñas industrias familiares.

La llegada de la casa marquesal de los Fajardo a la comarca de los Vélez será un nuevo acicate para este territorio, que había sido durante siglos zona de nadie, lugar de fronteras entre los reinos de Murcia y el aislado reino nazarí de Granada. El continuo saqueo al que se vio sometido a lo largo de muchos años entre los siglos XIV Y XV tendrá su punto final con la toma del territorio en el 1488 y la entrega del mismo al Conde de Lerín y posteriormente a los Fajardo.

Durante casi 150 años de existencia, el período comprendido entre el año 1600 y el 1750, la población de María goza de un largo proceso de estabilidad institucional, que le permite mantener y establecer paulatinamente un crecimiento sostenido de la población.

El siglo XIX supuso para la población un proceso paulatino de malas rachas que se iniciará con revueltas populares y crisis políticas por la ocupación del país. Si la crisis agrícola comienza a ser una evidencia pasados los primeros decenios del siglo XIX, con el paso de los años y la inestabilidad política que se instala en el país, se establece un círculo vicioso que degenera en una pérdida de población paulatina.

Hasta bien entrados los años 70 de este siglo, no comienza a verse un resurgimiento de la actividad, motivada por un estancamiento del éxodo rural y el fortalecimiento de ciertos sectores que, sin el apoyo gubernamental y siempre impulsado por la iniciativa privada, comienza a establecer nuevos caminos de desarrollo.

Ermita-Santuario de la Virgen de la CabezaLa rápida instauración de una cada vez más creciente y potente actividad en las industrias cárnicas (son ya famosos, y de reconocido prestigio, sus embutidos y jamones de María), además de sus instalaciones turísticas (Zona Recreativa de la Piza, Camping, Albergue...) en pleno Parque Natural, así como el carácter acogedor de sus habitantes, hacen de esta villa, un enclave privilegiado con una enorme proyección de futuro.

Las infraestructuras religiosas (parroquias y ermitas), el abastecimiento de aguas, los caminos vecinales, los almacenes o graneros municipales y eclesiásticos (tercias decimales y marquesal) se van construyendo en un período relativamente corto de tiempo.

La iglesia de la Encarnación, que data de mediados del XVI, es claro símbolo de la expansión del pueblo bajo el marquesado de los Vélez. Ermitas, graneros, obras hidráulicas y caminos completan este mapa de la María castellana que engloba también una pedanía del interés de La Cañada de Cañepla.

0 comentarios: