Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

lunes, 3 de septiembre de 2007

El Valencia gana al Almeria sin convencer

El Valencia consiguió su primera victoria en la Liga a costa de un Almería que puso todos los argumentos a su alcance para llevarse la victoria. Los de Quique aprovecharon al máximo sus ocasiones y aunque sufrieron, un gol de Moretti a falta de diez minutos les dio el triunfo. Los locales dominaron durante ochenta minutos y si no recogieron mayor premio fue por mala suerte y por la pegada de un Valencia que echó de menos a Villa y Joaquín, pero que no debe justificar en esas dos ausencias el pobre nivel ofrecido.

El Almería empezó cediéndole el balón y el campo al Valencia, buscando robar en la zona de creación y salir como flechas hacia Cañizares, sobre todo de la mano de Negredo y Crusat, que dejaron buenas sensaciones. El Valencia, que no supo qué hacer con el esférico en ningún momento, se cansó de tener la posesión infructuosamente y pronto quedó a merced de su rival, que se vino arriba.

Los de Emery agobiaron por momentos a los 'ché', con un tiro al larguero incluido de Corona, que volvió loco por el camino a Albiol. En el Valencia, no aparecía ninguno de sus hombres importantes y echaba de menos la referencia de Villa en punta. Sin embargo, lo que no había conseguido el Almería en cuarenta y cinco minutos de buen juego lo hizo el Valencia en uno. Nada más comenzar la segunda parte, Morientes enganchó un tiro seco y duro desde la frontal que entró cerca del palo derecho de Cobeño.

Lejos de lo que cabía esperar, el Almería no se vino abajo. Los almerienses se repusieron del golpe y siguieron su acoso a la portería de Cañizares. Crusat fue quien más tiró del carro hasta que Negredo empató a la salida de un córner. De nuevo el Valencia tenía que buscar un partido que le estaba resultando muy incómodo y otra vez quien lo hizo fue su rival. El 'grande' parecía el Almería, pues era quien demostraba estar más disconforme con el resultado.

En pleno esfuerzo local, Moretti golpeó en el mentón de un Almería que ya no se levantó. Era la segunda ocasión clara para el Valencia y supuso el segundo gol. Y aún tuvo tiempo el italiano de tener una ocasión calcada, pero esta vez Cobeño salvó el tercero. El Almería ya no tuvo fuerzas para reaccionar. La afición seguramente se fue defraudada con el resultado, pero consciente de que su equipo está en el camino correcto. La misma reflexión, pero justo al contrario, sirve para el Valencia.

0 comentarios: