Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

domingo, 16 de septiembre de 2007

Indignacion en el vestuario del Almeria

Los jugadores del Almería fueron mejores en el BernabéuSólo tres jornadas y primer escándalo arbitral en el Bernabéu. La actuación del colegiado fue decisiva para que el Real Madrid lograra una injusta victoria sobre el Almería y salvara un liderato todavía anecdótico. Alvarez Izquierdo, catalán por más señas, se equivocó en tres decisiones que perjudicaron gravemente al conjunto almeriense. Con 1-0, anuló (54’) un gol legal a Kalu Uche por un fuera de juego inexistente, expulsó (62’) a Crusat por una más que dudosa falta cuando Saviola encaraba en solitario el área y con 2-1 no señaló un clarísimo penalty (80’) de Metzelder sobre Natalio. Tres importantísimos errores que, sin duda, castigaron duramente a un Almería que hizo méritos para todo menos para perder.

Todo lo contrario que el Real Madrid. El equipo blanco no tuvo nada que ver con el que goleó (0-5) implacablemente al Villarreal y sí con el que históricamente da la de arena después de una jornada de partidos de selecciones. Schuster reservó a Van Nistelrooy para el encuentro del martes frente al Werder Bremen y concedió la primera titularidad a Saviola, que fue el mejor de los blancos.

El conjunto de Unay Emery, que jugó sin ningún complejo, dio con la clave de cómo poner en aprietos a este Real Madrid. No necesitó emplearse con dureza ni encerrarse atrás para desarmar el potencial ofensivo de los blancos. Se adueñó del balón y simplemente lo jugó. El equipo de Schuster pierde casi toda su capacidad de hacer daño si el rival le juega de igual a igual. Incluso se permitió el lujo de llevar la intranquilidad al área de Casillas. Sin el control del balón, Sneijder y Guti desaparecen del terreno de juego y el Madrid pierde efectividad. Pero, como casi siempre, le salva su tremenda pegada. Hasta el gol de Saviola (36’), el conjunto merengue había sido incapaz de protagonizar una sola acción de peligro sobre el portal almeriense. El oportunismo del argentino, más rápido que nadie para aprovechar un rechace del poste a disparo de Raúl, permitió al Real Madrid llegar al descanso con una mínima aunque inmerecida ventaja.

Una injusticia que se agravó nada más comenzar la segunda mitad. Kalu Uche, que jugó porque el club blanco impidió la alineación del ex madridista Negredo, vio cómo el árbitro le anulaba (54’) el gol del empate por un fuera de juego inexistente (Higuaín le habilitaba). Sneijder, en otro magistral lanzamiento de falta, abrió aún más la brecha en el marcador pero no consiguió que se rindiera el Almería, con diez y terriblemente machacado por el colegiado. El cuadro andaluz cercó el portal de Iker Casillas y provocó un tremendo desconcierto en el equipo madridista. Uche (72’) acortó distancias y los de Emery se lanzaron a un feroz acoso que no terminó en derribo porque Alvarez Izquierdo no se atrevió a pitar un clarísimo penalty (80’) de Metzelder sobre Natalio. Higuaín (87’) sentenció el triunfo blanco y ya hizo inútil el desesperado intento almeriense de protagonizar la campanada.

0 comentarios: