Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

jueves, 7 de febrero de 2008

Un terremoto de magnitud 4 sacude Almeria

A las 18.52 horas de ayer el suelo tembló. A unos les pilló en casa, a otros en la calle y dependiendo del lugar se sintió más o menos. Los ciudadanos que estaban en plantas altas pudieron notar con mayor intensidad el terremoto de cuatro grados que tuvo su epicentro en el sureste de Níjar y que se sintió con esa intensidad, según los datos facilitados por el Instituto Geográfico Nacional, en Almería capital, Rioja y la barriada nijareña de San José.

La sorpresa y el desconcierto llegó, así, a muchos almerienses que no se vieron afectados por ninguna clase de daños. Así lo determinó el Servicio de Emergencias 112que precisó que recibieron una decena de llamadas alertando sobre lo que estaba sucediendo desde puntos como Huércal de Almería, Benahadux o Linares (Jaén). Eso sí, aseguraron, en su contacto con los diferentes Cuerpos de Seguridad y de Emergencias se reflejó que no se habían registrado heridos ni daños considerables ni incidencias que destacar. El seísmo se registró, exactamente, en las coordenadas 36,83 grados latitud norte y 2,07 grados longitud oeste, con epicentro al sureste de Níjar.

La provincia almeriense está acostumbrada a sentir terremotos. Entre los últimos que se han registrado se encuentra el que el pasado mes de septiembre se pudo notar en los términos municipales de las localidades almerienses de Huércal Overa, Cuevas del Almanzora y Vera sin ocasionar daños y con una magnitud de 3,2 grados. No obstante, en esa ocasión representó también un buen susto en los diferentes pueblos y más de un vecino salió a la calle ante el movimiento de sus casas y de parte de su mobiliario. En esa ocasión, el terremoto, con epicentro localizado al sureste de Cuevas de Almanzora, se inició a las 15.21 horas y tuvo una duración estimada de entre uno y dos segundos, por lo que apenas se sintió, según el Instituto Geográfico Nacional, «un leve balanceo en el suelo».

En la última experiencia vivida, la sensación ha sido mucho mayor aunque no todo el mundo pasó por ella. Algunos de los peatones que iban por las calles del centro de Almería afirmaron, una vez conocido el suceso, que ellos ni tan siquiera se habían enterado.

0 comentarios: